Tropa Scout Kenya

¿ Qué Hacemos ?
La Tropa (de 11 a 14 años), desarrollamos nuestra vida en la SECCIÓN SCOUT, en ella formamos pequeños grupos que denominamos Patrullas, donde cada cual tiene su papel, responsabilizándose de las tareas que nosotros mismos organizamos.
Nuestros Proyectos se llaman aventuras e incluyen actividades de todo tipo, sobretodo de contacto con la naturaleza, de descubrimiento de la ciudad o del pueblo y de juegos. Nos implicamos cada vez más en nuestro mundo actual.
El Sistema de Patrullas es la base fundamental del Método Scout. La Patrulla está formada por 7 a 8 chicos/as, generalmente de edades diferentes, de diversos medios eventualmente, a imagen verdadera de la sociedad. Cada uno asume un “cargo” en función de su edad y de sus aptitudes. Los más mayores ayudan a los más jóvenes.
Las patrullas toman nombres de animales y tienen unos colores, grito y lema.
El Método Scout en la tropa “pone a los jóvenes en condición de tomar en sus manos su propia formación” (B.-P.). Cada Scout tiene en la Patrulla una responsabilidad mediante la cual se forma; también participa, en el seno de su Patrulla, en la buena marcha de la Patrulla.
Durante la etapa de tropa scout se hace la PROMESA SCOUT. Este compromiso es ya para toda la vida (no como ocurre en castores y lobatos que es para esa etapa).
La etapa SCOUT usa marcos simbólicos aunque no tan imaginativos como los Lobatos y los Castores. Tiene tradiciones de los antiguos caballeros medievales (el lema SIEMPRE LISTOS es el de los caballeros de la tabla redonda; la VELA DE ARMAS antes de la PROMESA) y de las antiguas tribus indias de América (TOTEMNIZACIÓN)

Estructura:
La Patrulla:
La Patrulla comprende de 7 a 8 chicos/as, generalmente de edades diferentes. Cada uno asume un “cargo” en función de su edad y de sus aptitudes. Los más mayores ayudan a los más jóvenes.
El Guía de Patrulla:
El Guía de Patrulla es responsable personalmente de cada uno de sus chicos/as y de la buena marcha de la Patrulla. Sin ser forzosamente el de más edad, es aquél en el que la aptitud, la autoridad, el lucimiento se infunden de forma natural. Ejerce sus responsabilidades en dos niveles: en el nivel de la Patrulla, mediante el Consejo de Patrulla; en el nivel de la Tropa, mediante la Corte de Honor. Está asistido por su segundo o subguía.
El Consejo de Patrulla:
El Consejo de Patrulla se compone por todos los Scouts de la Patrulla bajo la dirección del Guía de Patrulla. Es en el Consejo de Patrulla donde los Scouts dan cuenta de los “cargos permanentes” que han aceptado desempeñar. Al mismo tiempo, el Consejo es la ocasión para una ayuda mutua fraternal para estimular las voluntades y, eventualmente, corregir las deficiencias.
El Coordinador de Tropa:
El Coordinador de Tropa, maestro de Escultismo, es ante todo un Scout logrado. Es la Ley Scout en acción. Siempre tiene cuidado de mantener un equilibrio armónico entre los cinco fines del Escultismo, “piensa” la vida de su Tropa y se fija un plan a largo plazo. Buscando más inspirar que imponer, gobierna la Tropa mediante la Corte de Honor. Está ayudado en sus funciones por uno o varios asistentes.
La Corte de Honor:
La Corte de Honor tiene dos vertientes. La vertiente judicial tiene por objeto asegurar que la Tropa en su conjunto y cada Scout en particular, progresen adecuadamente en la línea del ideal scout. Fija los grandes objetivos a alcanzar y las directrices a seguir por la Tropa. Determina el estado de la valía de la Tropa y, eventualmente, examina el caso de tal o cual chico/a.
La vertiente ordinaria tiene por objeto organizar la vida de la Tropa y sus actividades día a día, con miras a realizar por partes los objetivos generales fijados en Corte de Honor judicial. En particular, es responsable de los programas de salidas y de campamento, y del reparto de tareas entre las Patrullas.

Actividades
El Campamento:
El Campamento es la actividad más importante de la Rama Scout. Es en el Campamento donde la vida scout y el Sistema de Patrullas encuentran su realización plena. Además el campamento de verano debe ser la culminación de todas las actividades del año.
El juego:
El propósito de Baden-Powell: “El Escultismo es un juego lleno de animación”, se aplica sin reserva a la Rama Scout. Pero no hay juego sin regla. La Ley Scout, que es una ley de vida, es también la ley general de todo juego, completada mediante reglas particulares. Y es la adhesión consentida libremente a las reglas del juego y a la Ley la que les da forma sustancial, la que tiene valor educativo. Lo que no impide a los juegos “scouts” estar “llenos de animación”.
La Patrulla, unidad de Campamento, es también unidad de juego. Un trofeo, de la naturaleza que sea, temporal o permanente, puede recompensar a la mejor Patrulla, introduciendo así un afán de emulación entre las Patrullas, sin desarrollar por ello un espíritu de competición o de rivalidad, el “fair play” (juego limpio) unido con el espíritu scout para aceptar el éxito sin orgullo y el fracaso sin amargura.
El juego bajo todas sus formas, si está bien montado y es bien conducido, adaptado cabalmente a la edad scout, es a la vez ocasión de relajación, fuente de alegría y medio de educación.